Llámenos 018000 516 144

Llamar con Skype

Cambiar Plantilla

CIRUGÍA DE VÍAS LAGRIMALES

RESUMEN - CIRUGÍA DE VÍAS LAGRIMALES

Las obstrucción de la vía lagrimal,  constituye la patología con mayor incidencia en personas con más de 50 años; pudiendo afectar hasta al 40% de la población.

En la COC(Clínica Oftalmológica de Cartagena)Tratamos: ojos llorosos, obstrucciones lagrimales, obstrucciones lagrimales del recién nacido, ojo seco.

Ojo Lloroso (Lagrimeo Excesivo)

El ojo lloroso se produce si la glándula lagrimal produce lágrimas adecuadamente pero el conducto que drena las lágrimas a la nariz no funciona. Las lágrimas se acumularán en la superficie ocular y se desbordarán sobre el margen palpebral cayendo hacia la mejilla.

  • Si el conducto lagrimal está obstruido, además puede ocurrir que las lágrimas retenidas en el saco lagrimal se infecten.
  • Una infección en el conducto lagrimal produce dolor e inflamación en el canto interno de los párpados.
  • Si el lagrimeo produce síntomas severos, se puede realizar una intervención quirúrgica para crear un nuevo conducto lagrimal.
  • Esta operación se llama “dacriocistorrinostomía”, en la que además se colocan temporalmente pequeños tubos de silicona para mantener abierto el nuevo conducto lagrimal hasta que finalice el proceso de cicatrización.
  • La eliminación quirúrgica de la obstrucción creando un nuevo conducto lagrimal es necesaria para eliminar el lagrimeo y la infección que pueda resultar de este bloqueo.
  • Muy frecuentemente en el nacimiento el conducto lagrimal está obstruido. Cuando esto ocurre, el niño lagrimea y las lágrimas retenidas en el conducto pueden producir pus que se deposita entre los párpados.
  • Estas obstrucciones pueden resolverse por sí mismas durante los primeros meses de vida. Si no es así, el oftamólogo puede solucionar este problema mediante técnicas quirúrgicas.
  • El ojo seco se produce, entre otras causas, si la glándula lagrimal no produce suficiente lágrima para mantener el ojo lubricado adecuadamente. La sintomatología del ojo seco consiste en quemazón y sensación de arenilla en la superficie ocular.
  • Las lágrimas artificiales y pomadas lubricantes ayudan a controlar la sequedad e irritación que ocurren cuando no se producen suficientes lágrimas. Sin embargo, cuando a pesar de aplicar lubricantes a la superficie ocular no disminuyen los síntomas, puede servir de ayuda el cierre del sistema de drenaje de las lágrimas desde la superficie del ojo hacia la nariz.
  • Oclusión canalicular o canaliculoplastía obstructiva “PUNCTAL PLUGS”

    La oclusión de los canalículos lagrimales para evitar la evacuación y pérdida por drenaje del fluido lagrimal, constituye la técnica quirúrgica específica de tratamiento de ojo seco.

    Las canaliculoplastías obstructivas mejoran las condiciones cuantitativas de la película lagrimal, a expensas del aumento de la fracción acuosa de la misma. Estos cambios pueden ponerse de manifiesto fundamentalmente a través de los resultados de los test de Schirmer, clearence de fluoresceína y especialmente osmolaridad.

    Es sumamente significativo observan en la práctica diaria pacientes que, con una pesada carga sintomatológica y anímica, expresan elocuentes señales de satisfacción y confort inmediatamente después de realizada la canaliculoplastía obstructiva.

    Por otro lado, al mismo tiempo que se mejora la condición del paciente, la canaliculoplastía obstructiva permite disminuir considerablemente la administración de lubricantes artificiales y otros medicamentos suministrados, hecho que incide en forma directa en una importante mejora en la calidad de vida del paciente.

    De la misma manera, al estar la vía excretora obturada, las medicaciones tópicas que tuvieran que suministrarse permanecerían por mas tiempo en la superficie ocular, con lo que la ecuación sustancia activa/tiempo de contacto se prolonga, potenciando el efecto terapéutico de estas medicaciones.

Copyright © 2011, todos los derechos reservados a la

Clínica Oftalmológica de Cartagena 2011